Cinematófilos

sábado, 1 de septiembre de 2007

La versión final de Blade Runner pasó por Venecia

Edward James Olmos, Ridley Scott, Daryl Hannah y Rutger Hauer, hoy en Venecia
El inglés Ridley Scott presentó hoy en el Festival de Venecia, a 25 años de su estreno, la versión definitiva y restaurada de Blade Runner, sin dudas lo mejor de su irregular filmografía. "Sólo con una obra de alto nivel artístico y que haya alcanzado el rango de clásico se puede hacer una operación de este tipo", sostuvo Scott hoy, durante una conferencia de prensa previa a la exhibición. A su lado estaban Rutger Hauer, Edward James Olmos y Daryl Hannah. El film se vio en la medianoche italiana, por lo que aún es muy pronto para saber cómo lo recibió la crítica.

Póster de Blade Runner
BLADE RUNNER (VERSION ORIGINAL, 1982)
Fecha de estreno: 25 de junio (EE.UU.). País: EE.UU. Duración: 117 minutos. Dirección: Ridley Scott. Producción: Michael Deeley, Hampton Fancher, Brian Kelly. Guión: Hampton Fancher y David Peoples, sobre una novela de Philip K. Dick. Fotografía: Jordan Cronenweth. Montaje: Marsha Nakashima. Música: Vangelis. Elenco: Harrison Ford (Rick Deckard), Rutger Hauer (Roy Batty), Sean Young (Rachael), Edward James Olmos (Gaff), M. Emmet Walsh (Bryant), Daryl Hannah (Pris), Joanna Cassidy (Zhora).

Basada en la novela ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? (1968), de Philip K. Dick, la película plantea un futuro anacrónico, una humanidad en ruinas plagada de replicantes y policías donde las emociones son subversivas. Todo al ritmo de la gran música de Vangelis, injustamente asociada al fútbol en estas tierras. Un gran film, bastardeado en su momento por la crítica y que fue a contrapelo de la tenencia que impusieron en los primeros ochenta la saga de Star Wars y luego E.T.

Hasta hoy existían, se sabe, dos versiones del film: la original, estrenada en 1982, con una voz en off y un happy ending luminoso, realizado con planos que se habían descartado del comienzo de El resplandor (The Shining, Stanley Kubrick, 1980); y el director's cut, editado en VHS en 1992, que permite nuevas lecturas de la historia y propone un final más oscuro y lógico. Esto si dejamos de lado las habituales exhibiciones previas al estreno, en las que se testean las reacciones del público.

Para celebrar (pero sobre todo seguir facturando con) este 25 aniversario la Warner lanzará el 18 de diciembre tres ediciones especiales en DVD que incluyen el nuevo corte: una de dos discos, otra de cuatro y la tercera, desaforada, una valijita con cinco DVDs, que en Amazon publican a casi 79 dólares. Esta versión ¿definitiva? se exhibirá en algunos cines de Nueva York y Los Angeles desde el 5 de octubre. Aparentemente no llegará a las salas argentinas.

Lo dicho: más allá de las obscenas movidas comerciales y lo que quizá sean genuinas inquietudes artísticas de Scott, estamos hablando de una gran película. Entre las varias escenas memorables elijo dos. Desde lo visual, el momento en el que Rick Deckard (el siempre rendidor Harrison Ford) se topa con Pris (bellísima Darryl Hannah) en su búsqueda de los replicantes. Son magistrales la composición del cuadro, con la falsa muñeca camuflada entre los demás objetos, y el clima. Aunque hoy pueda parecer inadecuada la distopía que plantea el film (asunto recontra discutible), la escena es una muestra de que visualmente Blade Runner aún resiste, inoxidable, el paso del tiempo.

Daryl Hannah y Harrinson Ford en una escena de Blade Runner
La otra es una maravillosa alegoría; tal vez algo forzada, es cierto, pero como casi todas las alegorías en el cine. Ante el inexorable final, Roy Batty (el siempre subvalorado Rutger Hauer) pronuncia sus últimas palabras y se desprende de una paloma que, como su alma, indicio de su alcanzada humanidad, vuela hacia el cielo. A continuación, el video y la traducción de las célebres palabras del replicante en su ocaso.


"He visto cosas que los humanos ni se imaginan.
Naves de ataque incendiándose cerca del hombro de Orión.
He visto rayos de mar centellando cerca de la Puerta de Tannhäuser.
Todos esos momentos se perderán en el tiempo, como lágrimas en la lluvia.
Es hora de morir".

Para complementar estas líneas recomiendo leer el post alusivo al aniversario de Blade Runner en el blog de Humberto Acciarressi, enfocado en la obra de Dick; una interesante nota de Justo Navarro publicada hace poco más de dos meses en El País, de España; y un artículo del suple Radar de Página/12 que firmó Rodrigo Fresán en 2002, a 20 años del estreno de la película. ■

0 comentarios ¿Y vos qué opinás?:

Publicar un comentario en la entrada

Escribí lo que quieras. Tratá de ser respetuoso.